sábado, 8 de mayo de 2010

LA EXPRESIÓN CORPORAL COMO CONTENIDO "YUYU" EN EDUCACIÓN FÍSICA

El bloque de contenidos dedicado a las actividades físicas artístico-expresivas, o lo que conocemos comúnmente como expresión corporal, no cabe duda que es uno de los recursos más educativos de los que dispone el área para trabajar la mayoría de las competencias básicas. Sin embargo sigue siendo un tema "yuyu" para muchos de los docentes de Educación Física. Así se manifiesta en los resultados de la encuesta que aparece en mi web personal.

La expresión corporal, en la mayoría de sus modalidades, requiere no sólo conocimientos específicos sobre el tema, además precisa en el docente unos rasgos determinados en su personalidad que le lleve a conducir el trabajo de estos contenidos de una forma natural y armoniosa. Desgraciadamente no todos disponemos de estos rasgos, de ahí nuestros miedos e inseguridades para trabajar este bloque.

Realmente no contamos en el área de Educación Física, ni siquiera en el resto de asignaturas del currículo, de un recurso tan potente para trabajar lo anímico o individual y lo social. Pero como decía, nuestros miedos e inseguridades nos llevan a dejar estos contenidos en el olvido o a realizar un tratamiento fragmentado, inconexo y superficial.

El docente, para trabajar estos contenidos, ha de ser una persona segura de sí misma, espontánea, desinhibida, creativa, comunicativa, expresiva, extrovertida... y desafortunadamente no todos, en nuestra personalidad, estamos dotados de estos calificativos. Generalmente estas limitaciones suelen provenir de la educación y formación que hemos recibido, tanto de nuestras familias, de la sociedad, como de la propia escuela.

Los más atrevidos componemos nuestra unidad de expresión corporal mediante sesiones poco arriesgadas, fáciles de controlar, porque quizás sea el descontrol otro de los aspectos que nos da miedo, con juegos o actividades sin un esquema didáctico definido ni organizado, sin una progresión de aprendizaje. Con ello salvamos este escollo de una forma somera y superficial.

Los docentes de esta área, sobre todo los que tenemos una edad, hemos vivido una Educación Física distinta, ligada a la iniciación deportiva y como consecuencia de ello a unos valores cláramente definidos, algunos de ellos referidos a estereotipos de género: "bailar es cosa de niñas"...

No es fácil adaptarse a unas actitudes y valores como los que llevan implicitos los contenidos de la expresión corporal, requiere de una formación tanto a nivel académico como personal. Y esta formación tampoco es fácil recibirla de expertos en la materia, no conozco a muchos... y los buenos andan perdidos en otras tareas.

Conocerse a sí mismo, conocer nuestro interior, especialmente en lo que respecta a lo que somos en realidad, es necesario para poder trasmitir los contenidos de este bloque a los demás, solo este conocimiento personal, de nuestro yo, nos puede llevar a un proceso de comunicación e interacción con los otros.

Lo anímico predispone a la actitud postural e infiere en el tono muscular y por tanto afecta al movimiento. Si buscamos un movimiento expresivo y armonioso, no cabe duda, por tanto, que es preciso dominar nuestros procesos anímicos.

Una vez conozcamos y controlemos nuestras emociones, será el momento de transferirlas a los demás, de expresarlas, de iniciar un nuevo proceso, el de la comunicación, en este caso, de la comunicación corporal.

El proceso es conocido por todos, los instrumentos y recursos para trabajarlos también: mediante el tono y la actitud corporal, la respiración, la relajación, la estructuración del espacio y tiempo a través del ritmo, el uso de la música, el mimo, la danza o el baile, el teatro,... Pero realmente, como argumentaba anteriormente, ¿conocemos la secuencia didáctica para trabajar lo corporal sin que esto suponga una suma de contenidos sin conexión lógica?, ¿conocemos cómo integrar todos estos elementos de una forma  global sin que supongan compartimentos estancos? He ahí otro de los problemas.

Por tanto, el desconocimiento de estos contenidos agrava más los miedos e inseguridades. Sólo una formación contínua, bien programada, con buenos profesionales, nos permitirán ir avanzando y progresando en el conocimiento de nosotros mismos y de esta temática. En esa línea destaco el trabajo de personas como Antonio Cardona o Mayi Chambeaud, quienes llevan a la práctica de forma global las teorías de lo corporal. Gracias por vuestro trabajo...

3 comentarios:

Jesús dijo...

Saludos y enhorabuena por tu artículo. Creo que has dado una visión concreta y acertada del tratamiento de este bloque. Efectivamente, estoy contigo cuando dices que no tenemos una visión global del papel de la expresión corporal en nuestro área. El tratamiento de la misma siempre es muy superficial.

El curso que viene regreso a la educación física de lleno, después de varios cursos haciendo otras funciones que me han servido para tener una mirada más amplia de la escuela. Sé que no quiero desempolvar viejas programaciones y volver a hacer lo que hacía hace 10 años. Uno de los aspectos claves de mi nuevo planteamiento quiero que sea el bloque expresivo. Ultimamente he reflexionado sobre "el teatro" a nivel general y la importancia del mismo en nuestro área y en nuestra vida. No tengo ninguna experiencia en este campo,pero intuyo que todas las experiencias que el individuo vive desde el teatro, la dramatización, la expresión, son tremendamente esenciales en la construcción de la personalidad.

A mi siempre me gusta trabajar la E.F con los alumnos de E. Infantil. Este próximo curso, seguramente solicitaré trabajar la psicomotricidad y el primer ciclo de E.P , para ir construyendo un poco desde la base. Estoy con ganas de empezar (ja, ja ... y todavía estoy cerrando curso) y por otro lado inseguro, pues, a pesar de haber trabajado siempre con estas edades y tener una idea global del trabajo psicomotriz en esta etapa, no tengo una programación general y estructurada. Por el momento tengo pensado construirla con la tutora de infantil.

En fin, ya ves que estoy en un mar de dudas, y hoy, navegando por la red te he encontrado (una luz en el túnel). Me encantaría seguir intercambiando expresiones contigo. El comienzo del verano, encuentro que es un tiempo relajado y agradable para estas cosas.

Nada más, un saludo.

Fdo: Jesús Pico.

Jesús dijo...

Saludos y enhorabuena por tu artículo. Creo que has dado una visión concreta y acertada del tratamiento de este bloque. Efectivamente, estoy contigo cuando dices que no tenemos una visión global del papel de la expresión corporal en nuestro área. El tratamiento de la misma siempre es muy superficial.

El curso que viene regreso a la educación física de lleno, después de varios cursos haciendo otras funciones que me han servido para tener una mirada más amplia de la escuela. Sé que no quiero desempolvar viejas programaciones y volver a hacer lo que hacía hace 10 años. Uno de los aspectos claves de mi nuevo planteamiento quiero que sea el bloque expresivo. Ultimamente he reflexionado sobre "el teatro" a nivel general y la importancia del mismo en nuestro área y en nuestra vida. No tengo ninguna experiencia en este campo,pero intuyo que todas las experiencias que el individuo vive desde el teatro, la dramatización, la expresión, son tremendamente esenciales en la construcción de la personalidad.

A mi siempre me gusta trabajar la E.F con los alumnos de E. Infantil. Este próximo curso, seguramente solicitaré trabajar la psicomotricidad y el primer ciclo de E.P , para ir construyendo un poco desde la base. Estoy con ganas de empezar (ja, ja ... y todavía estoy cerrando curso) y por otro lado inseguro, pues, a pesar de haber trabajado siempre con estas edades y tener una idea global del trabajo psicomotriz en esta etapa, no tengo una programación general y estructurada. Por el momento tengo pensado construirla con la tutora de infantil.

En fin, ya ves que estoy en un mar de dudas, y hoy, navegando por la red te he encontrado (una luz en el túnel). Me encantaría seguir intercambiando expresiones contigo. El comienzo del verano, encuentro que es un tiempo relajado y agradable para estas cosas.

Nada más, un saludo.

Fdo: Jesús Pico.

Marta A.- dijo...

Juan Carlos, tu reflexión me parece acertada, te elicito pr el blog y concretamente por este post.

A ve qué te parece esto. Yo uso una metáfora con mis estudiantes (futuros profesores de EF) para explicarles por qué de esa incertidumbre, ese miedo y esa reticencia por la expresión corporal. Les digo que las personas somos como cajas llenas de emociones y con nuestra personalidad y que cuando utilizamos la expresion corporal (conscientemente claro, como ocurre en EF) se abr esa caja de golpe y sin pder evitarlo, los de alrededor nos ven por dentro, realmente cómo somos y no cómo tratamos que nos vean. Al llevar este lenguaje al plano consciente, por ejemplo con una actividad de mímica, enseñamos cómo somos al no estar familiarizados con el control de las expresiones corporales y de ahí, en parte, las reticencias por este ámbito de conocimiento.

Marta A.-