domingo, 21 de febrero de 2016

LOS CRITERIOS DE EVALUACIÓN DEL ÁREA DE EDUCACIÓN FÍSICA EN LA LOMCE

El tema que trato de analizar en esta entrada ya lo tenía en mente desde hace tiempo, no en vano fue tratado de forma superficial en el post del 4 de octubre de 2015 que titulé "Programar con la LOMCE ¡Un caos!", pero he preferido esperar hasta que ido elaborando las nuevas programaciones en base a lo que establece la nueva normativa curricular derivada de la implantación de la LOMCE.  Aunque me centraré en la normativa andaluza, Orden de 17 de marzo de 2015, puede ser extensible a cualquier otra comunidad porque hay grandes similitudes. 

Me ceñiré a los criterios de evaluación de etapa, que en esencia recoge lo explicitado en cada uno de los criterios de cada ciclo. Recuerdo que en Andalucía el currículo se establece por ciclos, no por cursos como ocurre en la mayoría de comunidades, somos así de listos...

Aunque resulte algo farragoso, creo que es necesario relacionar los criterios de evaluación del área a de Ed. Física para primaria con el fin de tenerlos presnetes durante la reflexión.





C.E.1. Resolver situaciones motrices con diversidad de estímulos y condicionantes espacio-temporales, seleccionando y combinando las habilidades motrices básicas y adaptándolas a las condiciones establecidas de forma eficaz.

C.E.2. Utilizar los recursos expresivos del cuerpo y el movimiento, de forma estética y creativa,  comunicando sensaciones, emociones e ideas.

C.E.3. Resolver retos tácticos elementales propios del juego y deactividades físicas, con o sin oposición, aplicando principios y reglas para resolver las situaciones motrices, actuando de forma individual, coordinada y cooperativa y desempeñando las diferentes funciones implícitas en juegos y actividades.

C.E.4. Relacionar los conceptos específicos de educación física y los introducidos en otras áreas con la práctica de actividades físico deportivas y artístico expresivas.

C.E.5. Reconocer los efectos del ejercicio físico, la higiene, la alimentación y los hábitos posturales sobre la salud y el bienestar, manifestando una actitud responsable hacia uno mismo. 

C.E.6. Mejorar el nivel de sus capacidades físicas,regulando y dosificando la intensidad y duración del esfuerzo, teniendo en cuenta sus posibilidades y su relación con la salud.

C.E.7. Valorar, aceptar y respetar la propia realidad corporal y la de los demás, mostrando una  actitud reflexiva y crítica.

C.E.8. Conocer y valorar la diversidad de actividades físicas, lúdicas, deportivas y artísticas.

C.E.9. Opinar coherentemente con actitud crítica tanto desde la perspectiva de participante como de espectador, ante las posibles situaciones conflictivas surgidas, participando en debates, y aceptando las opiniones de los demás.

C.E.10. Manifestar respeto hacia el entorno y el medio natural en los juegos y actividades al aire libre, identificando y realizando acciones concretas dirigidas a su preservación.

C.E.11. Identificar e interiorizar la importancia de la prevención, la recuperación y las medidas de seguridad en la realización de la práctica de la actividad física.

C.E.12. Extraer y elaborar información relacionada con temas de interés en la etapa, y compartirla, utilizando fuentes de información determinadas y haciendo uso de las tecnologías de la información y la comunicación como recurso de apoyo al área.

C.E.13. Demostrar un comportamiento personal y social responsable, respetándose a sí mismo y a los otros en las actividades físicas y en los juegos, aceptando las normas y reglas establecidas y actuando con interés e iniciativa individual y trabajo en equipo.

De los trece criterios, tres sólo hacen referencia directa al movimiento propiamente dicho (1, 2, 6) entendido como desarrolloo de habilidades, destrezas o capacidades motrices y físicas. Y otro, el 3, que de forma indirecta, plantea situaciones motrices diferentes. El resto se dirigen al desarrollo de procesos cognitivos o actitudinales:  relacionar conceptos (4), reconocer efectos (5), valorar, aceptar, repetar (7), conocer y valorar (8), opinar (9), manifestar respeto (10), identificar e interiorizar (11), extraer y elaborar información (12), demostrar un comportamiento (13). 

Antes de nada, quisiera advertir que soy el primero que siempre ha entendido el área de Educación Física, como el resto de materias curriculares, como meros instrumentos para formar y educar, en nuestro caso a través de lo corporal. No obstante, cuando vemos que el área cuenta únicamente con dos sesiones semanales de cuarenta y cinco minutos para su desarrollo, hay que establecer ciertas prioridades que expongo a continuación.

¿Cómo es posible que un área que está basada en el movimiento sólo disponga de cuatro criterios de evaluación de trece para valorlo? Ya sé que se me puede replicar que no todos los criterios pueden tener el mismo grado de profundidad o amplitud. Evidentemente ha de ser así. De este modo, el primer criterio debe estar presente en todas las unidades didácticas si es que implican movimiento, de lo contrario, me temo que los niños deberán estar sentados en sus aulas utilizando las TICs, opinando, elaborando información, relacionando el contenido con otras áreas, recogiendo datos y registrándolas en tablas, diseñando murales o haciendo trabajos relacionados con el proyecto que se esté trabajando...

Todos esos proceso cognitivos y tareas son importantes, pero con dos sesiones semanales, resultan secundarias. Ya existen otras áreas en donde se pueden trabajar. También se me puede responder que para eso están los trabajos por proyectos y que si se establece de forma clara los ámbitos del proyecto que se han de trabajar en cada una de las áreas no tiene por qué verse mermada la actividad física dentro de la Educación Física. El problema es que trabajar por proyectos no es lo habitual y, sobre todo, me temo, que los cognitivo termine predominando sobre lo motriz.

En nuestra materia debe predominar lo motriz, la actividad, por ello debe desarrollarse fundamentalmente en el patio o en el gimnasio, no en el aula. Como he dicho en otras ocasiones, el alumnado debe sudar. No puede ser que después de una sesión de EF los niños suban a clase sin despeinarse, sin la cara enrojecida, sin un atisbo de gota de sudor,... 

Y... a través de lo motriz se desarrollarán los otros ámbitos, el cognitivo, el afectivo y el social. No perdamos el norte, lo prioritario es lo motriz, y en base a ello, giran los demás. Dicho de otra manera, es mediante los procedimental como se han de ir desarrollando los conceptos y las actitudes. En un horario de 30 sesiones semanales mira si tiene el alumnado tiempo de trabajar sentado en clase... 

Precisamente porque los niños no están sentados, porque se mueven por el espacio, porque se les presentan de forma fácil y natural situaciones en las que tengan que cooperar, oponerse o simulateamente cooperar y oponerse, ... y por tantas y tantas razones más, se desarrollan aspectos cognitivos y conductuales que en otras áreas, o no se pueden llevar  a cabo o resulta muy dificultoso. 

Porque en Educación Física, como digo, se presentan situaciones problemáticas de forma NATURAL en donde el niño/a tiene que pensar con rapidez, tiene que comunicarse con los demás, respetar reglas y personas, valorar posibilidades y limitaciones,... En otras materias para lograr estos propósitos hay que plantear situaciones artificiales, cuasi de laboratorio, y en donde, posiblemente, ni lleguen a trabajarse todos estos aspectos.

Dicho ésto, en el otro extremno se sitúan esos colegas que ejercen de entrenadores, en donde lo motriz es lo único y exclusivo en el área de EF. Desde esta perpectiva también se hace daño a nuestra marteria. Un niño/a que vea en el área sólo sufrimiento, sólo "machaque", dificilmente le estaremos creando un estilo de vida activo y sano en el futuro. Terminará odiando todo lo relativo al movimiento. Sólo desde prácticas donde disfrute, se lo pase bien haciendo ejercicio y moviéndose, relacionándose con otros, adquiriendo autonomía y autoestima, estableciendo procesos cognitivos,... será posible que logremos que el niño siga practicando actividad física en su tiempo libre, consolide estos hábitos y rutinas dentro de su estilo de vida y repercuta realmente sobre su salud, física y mental.

Formar, no instruir, ese es nuesstro cometido, a través de lo corporal, del movimiento. 

3 comentarios:

Esteban DE LAS HERAS GARCÍA dijo...

Prácticamente pasa lo mismo en la orden de mi comunidad. Pero se puede ir jugando con los criterios de evaluación en función de las unidades que plantees, los criterios son muy generales, los estándares se concretan un poco más. Yo hago eso, en función de la unidad que planteo, doy prioridad a ciertos criterios y escojo los estándares que más se adecuan a lo que quiero trabajar, posteriormente para la evaluación hago una ponderación de los mismos.

Estoy totalmente de acuerdo contigo, en que nuestra asignatura debe de ser eminentemente práctica, y debemos de fomentar y promover el aspecto motriz. Esa práctica motriz lleva inherente el trabajo de conceptos y actitudes, como tú bien explicas en tu post, y es una de las ventajas de nuestro área con respecto a las demás.

Gracias por tus reflexiones Juan Carlos. Un fuerte abrazo.

Juan Carlos Muñoz Díaz dijo...

Esteban. Eso es lo que hago, pero evaluarlos no es nada fácil. En el MEC que es el currículum que tú tienes están mucho más detallados cada uno de los criterios, no sólo porque están por cursos, sino porque los estándares son más concretos que los indicadores de evalaución que manejamos en Andalucía. No obstante, el seguimiento de stos criterios, como en el resto de áreas, es una labor bastante compleja. Las hojas de cálculo deberán ser kilométricas...

Saludos.

Esteban DE LAS HERAS GARCÍA dijo...

Si, te entiendo. En tu orden está por ciclos, y eso es un follón. En la nuestra está por cursos y los estándares están más concretados. Y, sí, me hoja de cálculo es kilométrica, pero no queda otra si quieres adaptarte a la nueva ley. Otro de vuelta para tí. A ver si te mando una evaluación de las mías para que veas cómo lo hago....